Buenos propósitos

Escrito por Liberación 2000. Posteado en El Blog de Carmen

feliz_2014

Primera entrada del Nuevo Año 2014 y espero que todos hayamos tenido una buena entrada y salida de año y que el año que comenzamos sea mucho, pero que mucho mejor que el acabamos de dejar, que se ha hecho muy pesado, una carga en la espalda dura de sobrellevar.

Hace tres años, yo llegué a estas fiestas sin poder moverme. Me tocaba celebrar las fiestas con mi familia en mi casa, tenía las bebidas en la terraza, había llovido, al entrar cargada me resbalé y en el quicio de la terraza me encontré con una pierna mirando para Cuenca y la otra mirando a Chicago, resultado un dolor de piernas inhumano, con lo cual, ni pude comer ni preparar casi nada, puesto que según pasaban las horas el dolor era peor. Así empecé el año y así lo he seguido sufriendo, como  dice el refrán “encima de apaleada con la pata quebrada”. No sé si el refrán es correcto pero soy única para cambiar refranes y unir otros según me interesan, es decir, si el refrán no es así, así lo compro porque es como me he sentido durante todo el año.

Pero el 2014, va a ser diferente. Año par, tiene una bonita estética y por Dios, la Virgen María y TODOS los Santos, por fin tiene que acabar éste martirio que estamos soportando de crisis. Pero en esta primera entrada del año me niego a hablar de la crisis, ya tendremos tiempo, aunque espero equivocarme.

De lo que quiero hablar en esta primera entrada es de los buenos propósitos que siempre tenemos una vez que nos tomamos las uvas o que nos atragantamos con ellas, porque yo junto con mi sobrina somos únicas para atragantarnos debido a que nos entran unas risas que no podemos parar aunque el agüilla de las uvas corriendo por la cara haga que intentemos parar, sobre todo por no manchar el vestido especial que nos hemos puesto o para que el maquillaje no termine cambiando de color al mantel . Como dice aquél: ¿Cómo has pasado las fiestas bien o en familia?. Pues ya superado todos los obstáculos culinarios y de logística para meter a 17 personas en un salón pequeño, toca la relajación y decir en voz alta los propósitos de enmienda para el año que acabamos de empezar.

Creo que lo que yo me propongo es lo mismo que el resto de los españoles, e incluso diría que el resto del mundo, aunque este año tengo que quitar uno de los propósitos: dejar de fumar. Dentro de poco ya haré un año, ¡no me lo puedo creer! Pero ya hablaré de este tema largo y tendido cuando se cumpla el aniversario.

¿Cuáles son el resto de los propósitos?

  • Dejar de fumar: Conseguido
  • Ir a un gimnasio para perder peso. Bueno, ya llevo meses intentándolo, por mi salud, algo he mejorado pero lo malo es que han llegado las fiestas y vuelta a empezar, pero bueno, seguiremos sufriendo para ver si conseguimos que las lorzas no lleguen hasta el suelo.
  • Aprender inglés. Esto creo que tengo que decir que es imposible para mí. Soy nula para los idiomas, aparte que cada vez oigo menos y ya me cuesta entender el español, ¿cómo me voy a meter con otro idioma?, imposible para mí. Y menos todavía inglés, que hace que pienses al revés. En mi época se estudiaba francés, un idioma con la misma gramática que la española y mucho más bonito de oír, no hay nada mejor que escuchar “Je t’aime à mon oreille” o incluso en italiano “Ti amo nel mio orecchio”, pero ¿en inglés? “I love you in my ear” y en inglés americanizado, lo mismo pero comiendo chicle. ¿No me digáis que es más bonito en francés? Tengo que confesar que soy negada para el inglés, y cuando algo no te gusta es difícil de aprender, aunque lo he intentado. Creo que tengo todos los fascículos para empezar a aprender, antiguamente en cassette, luego en CD, ahora por Internet. Aprovechando que puse un profesor como refuerzo a mi hija, aproveché yo para que me diera inglés, nada de nada. No he pasado del “What is this” “It is a pencil”. Mis sobrinos mayores fueron a estudiar en un colegio bilingüe inglés-español y se reían de mí cuando no pronunciaba como era debido la “T” de table de esa manera tan marcada. Yo creo que me quedé traumatizada cuando unos niños que no levantaban un palmo del suelo me estaban corrigiendo en mi pronunciación inglesa, que era muy parecida a cómo hablan los indios en las películas yankees. En fin, yo creo que nunca lo conseguiró, pero que todos los años hago intención de hacerlo, aunque viendo como hablan algunos políticos, yo creo que no lo haría tan mal.

De verdad espero que todos las ilusiones que tengamos se cumplan este año que empezamos a luchar y que si nos dejan viviremos mejor y en paz, pero sólo si nos dejan, porque el hombre, bueno por naturaleza, sólo es corrompido por la sociedad, la política, el dinero, etc., etc.

¡FELIZ 2014!

Carmen Ruiz Atienza

Etiquetas:, , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario