¿Pecado original o pecado venial?

Escrito por Liberación 2000. Posteado en El Blog de Carmen

Dejemos atrás el machismo y avancemos de una vez.

Dejemos atrás el machismo y avancemos de una vez.

Me estaba haciendo yo esta pregunta con relación al machismo, ¿viene intrínseco en el hombre porque es una herencia de Adán o lo hemos desarrollado con el paso de los siglos? Y me hago esta pregunta a raíz de los últimos acontecimientos vividos, los cuales paso a exponer a continuación para que podáis sacar por vosotros mismos las conclusiones pertinentes.

A parte de mis quehaceres laborales, familiares y lúdicas, tengo este año el gran privilegio de pertenecer al famoso club de “vocales de la comunidad de vecinos”. Yupiii, ¡qué alegría, qué alborozo!! No entro en mí. Llevo 28 años viviendo en el mismo lugar, con unos 12 vecinos en mi portal (hay más portales), me hubiera tenido que tocar unas 2 veces más o menos. Pero resulta que llevo innumerables veces que me nombran como vocal, porque cuando uno se presenta voluntario (que aunque parezca mentira existe), luego vuelven a empezar por mí por ser el bajo y así varias veces. Con lo cual, les dije que no contaran conmigo porque ya había sido como unas 5 ó más veces vocal. Pero este año me ha tocado y no entro en mi ser.

Me encuentro con un presidente y 2 compañeros vocales, porque el resto han decidido no asistir ni hablar del tema.

La sorpresa me llega cuando pienso que como pagamos a un administrador de fincas, mi figura iba a ser la justa y necesaria, pero mis queridos compañeros son de esos encantadores vecinos que quieren arreglar hasta el más mínimo tema de la comunidad sin dejar nada a los que dentro de un año nos seguirán. Este altruismo es ejemplar, pero esto significa que se encargan de pedir presupuestos, de hablar con todos los contratistas, de saber de todo, y en el caso de que se apruebe la modificación hacer las comprobaciones diarias e in situ de las obras.

Como buenos machos ibéricos tienen grandes conocimientos de todo lo relacionado con los ñapas, lo cual, me deja admirada.

Pero no le hago esta entrada a sus mentes privilegiadas sino a lo que me lleva a escribir este artículo.

El 13, Martes, de este mes, tuvimos una maravillosa reunión, quizás por ser 13 y martes, llego a la reunión, un poco más tarde porque tenía que realizar algunas cosillas y además deseando que hubieran avanzado en los temas. Me dio en la nariz que estaban hablando de mí en el momento que entro, pero dejemos pasar el tema.

Duró la reunión como unas 2 horas más o menos (ésta ha sido corta, las ha habido más largas) y me situé enfrente del presidente, para que no tuviera problemas en mirarme ¿y por qué digo esto? Porque no me mira en ningún momento, sólo mira a mis dos compañeros vocales. Sólo dirige su vista a mí cuando hago algún comentario o dice una palabrota que mirándome me dice “perdón por la palabra”, a la que yo le digo que no me molesta, que estoy acostumbrada y que no hace falta que me diga perdón, pero igual que no me mira supongo que tampoco me escucha y vuelve a repetirme el perdón.

Pero el tema viene cuando en la conversación de temas de la comunidad, se cuela un gran problema estructural y es que uno de los últimos novios de mi vecina (no el anterior) le ha puesto muy bonito el jardín. Esto lo comento porque es mi vecina de pared (aunque otro portal) y no sé si tiene novio, ni cuantos, ni si es cojo o no. Pero parece importante lo que tiene y lo que influye en nuestro cometido. Pero lo bueno viene ahora, cuando dicen que mi vecina está más contenta ahora y que se nota que está “bien lubricada”, por dios, por dios, y la virgen maría y todos los santos. Mi cara es un cromo y pienso ¿qué dirá esta gente de mí?. Yo no me conozco la vida de casi nadie, y hay personas que se conocen los de todos. Pero, pienso, que este tipo de “gracias” es lo que da lugar a otras muchas peores. Por cierto, con esta teoría, ¿tengo que pensar que todas las personas que están de mala leche continuamente y tienen pareja es que no han lubricado o la han lubricado bien? Porque a lo mejor no es tanto de que esté lubricada sino también de que se la lubriquen perfectamente y no a medias. ¡Qué fuerte todo!

Luego pasa lo que pasa, que mucha lucha por la igualdad, la paridad,… Y el problema está en los mismos seres humanos. Todo se toma como algo normal y se hacen chistes de estos temas.

Cuando yo era pequeña, que se supone que éramos más retrógrados, sólo salía en la televisión noticias de exhibicionistas, que ya es tela, yo no entendía que placer suponía ir desnudo por las calles con una gabardina y abrirla al paso de una mujer. Mentes de hombres. También me encontré con un viejo que amablemente me ayudó para coger algo de un árbol y noté como empezó a mover sus asquerosos dedos para moverme la braga, lo que hizo que como un resorte me bajara y le diera una patada. Pero ahora que somos más civilizados, me encuentro con un montón de jóvenes que violan a mujeres incluso en pandillas de amigos, como si la fiesta fuera también joder la vida a una jovencita. Pero lo malo es que no sólo pasa en países “tercermundistas” sino en mi mismo país y con gente joven. Pero claro, seguro que han oído chistes como el que comento y por supuesto, se sienten en la obligación de “lubricar” al ser que tienen bajo coacción.

Y siempre que oigo que ocurre alguna de estas cosas, pienso que el hombre es lo más guarro que he conocido nunca, no les importa meter lo que tengan que meter, en cualquier sitio, en cualquier lugar, y compartiendo la entrada con otros amigotes que a saber qué es lo que han hecho antes con el aparato lubricador.

¡En fin! Esto no ha cambiado ni cambiará, mientras que en cosas más simples no se haga un giro de mente y se piense que para ser feliz no todo se basa en lo mismo, y que a lo mejor el mal genio no es por falta de líquidos sino por incompetencia del dueño del aparato.

Etiquetas:, , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario