¡Feliz Día, amig@!

Escrito por Liberación 2000. Posteado en El Blog de Carmen

dia-de-la-amistad-recurso-cc

El 30 de Julio de cada año se celebra el Día Internacional de la Amistad, una jornada que no sólo hace referencia al intento de fomentar la amistad entre las personas, sino también entre los pueblos, los países y las culturas.

Como ocurre con otras celebraciones, las buenas intenciones entre amigos no deberían demostrarse sólo durante este día, sino durante el resto del tiempo: todos los días, de todos los años.  ¿Tan difícil es?

Continuamente vemos informaciones que hacen que sea cada vez más difícil que prospere la amistad, el respeto o la empatía. Todos estos conceptos parecen que cada día son más lejanos. De hecho, surgen a diario más “antis”, esas personas que creen que la mejor manera de defender sus ideas, sus colores o sus ilusiones es hacerlo a costa de insultar al prójimo, a los que no piensan como ellos. Se equivocan.

Hace poco le dije a una sobrina-nieta mía, “puedes ser del equipo de fútbol que quieras, eres libre, pero no seas anti ningún otro equipo de fútbol”. Y es lo que pienso, no sólo en los deportes, también en el resto de relaciones que tenemos entre los seres humanos.

Para convencer de tus ideas no hables o insultes al contrario, utiliza la inteligencia, la lógica, la vida, pero nunca la fuerza ni las mentiras, porque al final habrán personas que te sigan cual corderos, pero no serán verdaderos amigos, colegas, seguidores, partidarios o lo que se crea conveniente.

Personalmente prefiero a aquellas personas que me dan razones para hacer cambiar de opinión, que no a aquellas que me dan la razón por ser como soy. Me encanta rodearme de inteligencia y si puede ser mayor que la mía, mucho mejor, aprendo a aprender. Las personas que no me aportan nada no las quiero a mi lado. Puede ser el campesino del pueblo de madre, la costurera del lugar de vacaciones, la panadera del barrio o el profesor de universidades, todos nos pueden enseñar algo bueno e importante, sólo hay que saber escuchar.

Amig@s verdaderos hay pocos, siempre se dice, pero ¿qué esperamos de los amigos? ¿Esperamos lo mismo que les damos? O, ¿esperamos mucho más de lo que les damos? Esto es muy importante, porque hay gente que no da nada por los demás, pero en cambio quieren recibir todo.

Tengo grandes amigos y me siento orgullosa y contenta, también tengo la suerte que me duran en el tiempo, pero como le digo muchas veces a mi hija, me da envidia que ella tiene a sus amigos del colegio y/o universidad conectados en el Facebook, porque yo por desgracia el paso del tiempo y cambios de lugares, he perdido muchas amistades que no me importarían recuperar.

Voy a contar una anécdota de una amiga de hace unos años. En un viaje de vacaciones entre varias mi amiga habló de un bulto en un lado del cuerpo; es de imaginar que le insistiéramos para que fuera al médico, y así lo hizo cuando volvimos a Madrid. Todo fue muy rápido a partir de ese momento, lo que tenía no era bueno y avanzaba muy deprisa. Se la ingresó en el hospital para darle un tratamiento novedoso. Tenía una madre mayor, una hermana con un niño pequeño y un hijo que estaba estudiando. Ninguno se podía quedar con ella por la noche cuando le ponían el tratamiento. Con el hijo acordamos las amigas que nos quedaríamos nosotras en esos momentos y él en otros. Y así lo hicimos. Yo me acuerdo que acababa de abrir la delegación de San Fernando de Henares y cuando cerrábamos allí, pasaba por casa, estaba con mi hija un rato y me marchaba al hospital a pasar las noches hasta la madrugada que volvía con mi hija para llevarla al colegio. Y así varias noches. Entre las amigas pudimos ayudarla a pasarlo un poco mejor. No voy a seguir con la historia porque el final, después de unos años atrás, no fue positivo.

Pero esa es la amistad, dar cuando se necesita, estar cuando lo ves en los ojos, sin esperar que mueva la boca, y reír con la felicidad de los amigos, familiares, etc.

Además, como he dicho en varias ocasiones, yo tengo un carácter muy raro, puedo discutir con una persona de manera muy fuerte y al rato reírme con ella e irme a tomar hasta una copa… Bueno, ahora ya no porque no bebo nada, pero me puedo tomar un té con hielo.

Por todo esto, ¡feliz día de la amistad! Que teniendo amigos, nunca te encontrarás sol@.

Etiquetas:, , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario