El 2 de mayo

Escrito por Liberación 2000. Posteado en El Blog de Carmen

madrid

Por fin llega una festividad que podemos hacer como todo el mundo. Junto con aquellas Fiestas Nacionales, la del 2 de mayo es la única que podemos coincidir con aquellos familiares, amigos, etc., que hacen festividad.

Es la fecha elegida que representa el Día de la Comunidad de Madrid. Además viene detrás del 1 de Mayo, Día del Trabajador, por lo que solemos tener 2 días festivos muy buenos, aunque no podemos hacer ni puente ni acueducto porque aunque caiga como este año, el  sábado trabajamos haciendo las entregas, aunque lo que más lo sufren son los mensajero que las hacen y los administrativos, si es necesario.

Como comenté en la entrada anterior, tenemos muchas festividades que no coinciden con otras provincias españolas, por lo tanto, cuando volvemos de hacer la festividad tenemos doble trabajo ese día, porque el resto de España ha trabajado. Es por lo que pienso que se debería de poner las mismas fechas para todos, y ya que estamos en un mundo tan globalizado, que se haga desde la Comisión Europea, y así no nos peleamos pensando en que nuestras festividades son más importantes que las del vecino. Yo creo que el futuro sería ese, que todas las festividades serán iguales y se podría dejar una para algo específico de cada país y/o región, que hay que tener cuidado últimamente con estas cosas, que está la sensibilidad a flor de piel.

Tengo que reconocer que me siento muy orgullosa de ser madrileña, y creo además que el 2 de mayo hace muy buena referencia a nuestro carácter.

Es importante destacar que madrileños, madrileños, puros, castizos, gatos, etc., hay muy pocos dentro del Madrid urbano. La mayoría tenemos antecedentes de otras provincias, ya he dicho que mi madre es de Cuenca y mi padre de Jaén. Somos madrileños de nacimiento pero con una gran variedad regional o de comunidades autónomas. El madrileño respeta mucho al que viene, no les obligamos a perder su identidad, muy al contrario cogemos de su cultura todo aquello que nos viene bien y lo asumimos como nuestro.

Tengo que decir que hace muchos años también se tenía un lenguaje al hablar, pero ya se ha perdido y poco o nada queda de él. Hablamos nuestro castellano, aunque como siempre digo el mejor castellano es el que se habla en Castilla-León, el nuestro es yeísta, es decir, pronunciamos las “y” igual que las “ll”. Creo que es lo que más nos identifica, y eso lo he vivido yo en otras comunidades autónomas que rápidamente me han dicho que soy madrileña, pero claro, yo no me doy cuenta. Pero sólo es en el hablar, porque al escribir los diferencio muy bien, y no suelo cometer faltas de ortografía.

Cuando la gente habla de Madrid, todos piensan en la capital. Incluso hay algunos políticos o personas que cuando quieren decir algo negativo del gobierno hablan que “desde Madrid dicen No”. Madrid no dice no, ni Sevilla dice sí, ni La Coruña dice quizás. En ningún otro caso he oído que se hable de una ciudad como si fuera una persona que opina, decide e incluso obliga. Digo yo que será un gobierno que ha sido elegido en todo el territorio español. Aunque yo creo que todo es un guión preparado para engañar y confundir.

Os voy a contar una anécdota que me ocurrió hace poco y me dejó muy pensativa. Quedé en la Puerta de Sol con unas amigas para ir a comer, estaba al lado del emblema de la capital, el Oso y el Madroño, quería hacer unas fotos, debido a que me paso la vida visitando y fotografiando otras ciudades y la mía propia es la más desconocida para mí y además no tenía fotos de los sitios que había estado tantas veces. Me disponía a hacer las fotos cuando de repente aparecieron un montón de personas (yo creo que eran más de 30) con los cortes de pelo y forma de vestir típico vascos. Rodearon el monumento y se pusieron a gritar en vasco lo que mejor les pareciera, al mismo tiempo que les hacían fotos y/o videos. Gritaban y como el vasco no hay Dios que lo entienda, pues supongo que no decían “qué bonito es Madrid y sus monumentos”, porque las caras, los gritos y los puños levantados no hacían pensar que estaban disfrutando de su viaje a mi ciudad. El resto de las personas nos quedamos sin saber ni que decir ni que pensar. De repente se levantaron todos y corriendo (no andando) siguieron gritando alejándose de la Plaza de Sol. Tampoco iban cantando ese cuple de “por la calle de Alcalá, con la falda almidoná y los nardos apoyaos en la cadera”… Yo no entiendo esto. A mí no se me ocurre ir a Bilbao y ponerme a gritar, etc., a cualquier monumento de esa ciudad o de cualquier otra comunidad autónoma. El Oso y el Madroño es el símbolo de Madrid capital, pero no es para el resto de los pueblos de Madrid, pero ¿por qué se hace esto? ¿Dónde empieza la libertad de las personas? ¿Dónde empieza mi libertad? ¿Y qué tiene que ver la ciudad de Madrid con lo que hacen los políticos? Podía seguir con más ejemplos que continuamente hacen que Madrid se relacione con algo negativo y es por culpa de una orquestación bien dirigida.

Soy madrileña, pero también soy española, y no me gusta oír silbidos cuando se toca el himno nacional, a nadie se le ocurre que cuando tocan el himno de Francia o de cualquier otro país, haya unas personas silbando en contra. Hay que luchar por las ideas y me parece bien, pero respetando a los demás.

Dejando este tema, que creo que ya está siendo muy pesado y tiene que acabar ya con nuestro silencio, me voy a explicar por qué digo que el 2 de mayo representa muy bien cómo somos los madrileños. Ese día fue el levantamiento del pueblo de Madrid contra las tropas francesas. Bonaparte quiso poner como rey a su hermano, José Bonaparte, que nosotros como siempre sacamos el chascarrillo y se le llamaba “Pepe Botella”, para eso tuvo que llevarse a otro rey, Fernando VII un gran déspota, pero digamos que nuestro. El pueblo madrileño prefirió al rey que teníamos que luego fue llamado “El deseado” que el francés que como decía su mote, disfrutaba del buen vino.

El cuadro de Goya que hizo sobre el levantamiento es una buena imagen de cómo somos, el que lleva una camisa blanca con las manos levantas, diciendo venga dame el tiro pero nosotros seguiremos luchando. Yo creo que así es nuestra realidad, aguantamos carros y carretas hasta que explotamos y luchamos hasta la muerte por nuestros ideales, y somos valientes. Ocurrió en todas las tragedias de nuestra historia, hay que recordar el famoso “No pasarán” en el asedio de Madrid en la Guerra Civil.

Porque hay que tener en cuenta que como representación de la capital de un país tenemos lo malo en las guerras, cuando cae la capital parece que cae el país, también tenemos que sufrir todas las manifestaciones, podemos llegar a tener hasta 7 manifestaciones/día. ¿Alguien se puede imaginar lo que significa para nuestro trabajo? Mensajeros Nacex por las calles o carreteras con la imposibilidad de poder realizar su trabajo, con una paciencia increíble. Hace poco, el día de mi cumpleaños, mi hija me regaló ver una obra musical “Marta tiene un marcapasos”, como era en el centro de Madrid, fuimos con tiempo, con mucho tiempo. Cogimos un taxi y como llegaríamos pronto podríamos tomar algún piscolabis en algún bareto de la city (voy a hablar un poco con chulería típica madrileña, ojo de la capital no confundamos con el resto de los municipios de Madrid). La menda pensó invitar, pero la sorpresa vino cuando había una manifestación de no sé qué, porque era nocturna, que hizo que el taxista tuviera que cambiar de dirección cada dos por tres, y al final, llegamos justo a tiempo de comenzar la función. Y así todos los días.

Cambiando de tercio, recuerdo que cuando empezamos en Nacex, éramos pocas delegaciones en toda España, pero en Madrid, menos todavía. De aquellos pioneros sólo quedan 3 y teniendo en cuenta que uno es mi ex-marido y empezamos juntos, pues al final es fácil hacer las cuentas. Ahora somos aproximadamente 42 agencias, menuda diferencia. Aunque la verdad es que éramos pocos, pero más chulos que un ocho. Luchamos mucho por hacer crecer la empresa, cómo ya he explicado en otras ocasiones, estábamos dispuestos a cualquier cosa puesto que se nos iba la vida y el futuro. Pero teníamos momentos muy agradables, hicimos una fiesta para los hijos nuestros, todos éramos más jóvenes y por lo tanto con niños pequeños, otra fiesta que hicimos fue en la plataforma porque subvencionábamos un coche de carreras, se puso música rock y se hizo muy agradable. La verdad es que lo recuerdo con mucho agrado.

En la provincia de Madrid tenemos unos municipios a cual más bonitos, tenemos los pueblos serranos que son encantadores, tenemos algunos de los “pueblos negros” como es Patones de Arriba que se ha conseguido hacer tal restauración en sus casas que en casi todas se venden todo tipo de artesanías, yo recomiendo una pastelería que hacen un chocolate con menta que es para chuparse los dedos, también un buen restaurante y posadas, precioso municipio. También está Rascafría donde se encuentra el Monasterio del Paular, que tiene un altar de pan de oro que es una maravilla. Otro municipio precioso es Buitrago de Lozoya, podría seguir porque todos los pueblos son maravillosos y más todavía los que hacemos nosotros con nuestra ruta Nacex de las dos delegaciones que llevamos en Liberación 2000.

Saliendo de nuestra ruta que se puede decir de El Escorial, impresionante.

Hablando de la capital tenemos grandes monumentos y es de gran belleza el Palacio Real y los jardines de Sabatini. Esto me recuerda otra anécdota del Palacio. Hicimos amistad con una pareja belga en unas vacaciones y nos invitaron a su país, fuimos una semana santa y como es lógico nos enseñaron lo más bonito que tienen, Bruselas y Brujas, ésta última es impresionante, pero cuando nos llevaron a Bruselas, y nos enseñaron los palacios e iglesias, y etc., etc., no debimos de poner una cara de que era impresionante cuando a ellos si se lo parecía, aunque tengo que decir que me gustó mucho, porque a mí todas las ciudades me gustan. Es lógico que devolvieran la visita y se vinieron para los madriles, un mes de agosto, cerca de la Virgen de la Paloma. Les llevamos a ver los monumentos que siempre enseñamos a los que vienen de fuera, al ver el Palacio Real me dijeron, “ahora entiendo por qué no sentiste admiración con lo que te estábamos enseñando en Bruselas, comparado con esto aquello no era nada, es impresionante”, lógicamente me hinché de alegría. Luego les llevamos a la verbena y al principio estaban asustados porque nos veían bailar por las calles y nos decían que si lo hicieran en Bélgica se los llevaría la policía. Pasaron de estar asustados, a ir relajándose poco a poco, de tal manera que de mirarnos con ojos de que estábamos locos por lo de los bailes se pusieron por toda la calle a bailar, pero no cualquier música, no, a bailar chotis.

Porque el chotis es el baile típico de la ciudad de Madrid, baile que el hombre no se puede mover de una baldosa y va girando con la ayuda de la mujer. Precioso.

Esto me recuerda a que antiguamente cuando gobernaba el dictador, en la única televisión que teníamos había programas de Bailes Regionales, por lo tanto, yo he visto cómo se baila una muñeira, una sardana, un chotis, una jota, etc., etc., y además en los colegios nos la enseñaban. Hoy en día como solo se estudia lo de su comunidad autónoma, la juventud no tiene estos conocimientos salvo que sean gallegos, madrileños, andaluces, etc., etc. A mí personalmente me encantaban las jotas aragonesas.

Al lado del palacio Real tenemos los jardines de Sabatini, otra maravilla, pero además hay que oir cualquier obra, canciones, etc., que se representa ahí en los “Veranos de la Villa”, porque hay que reconocer que Madrid era una Villa, recuerdo que en otras ciudades siempre me han recordado que ellas habían sido distinguidas como ciudad mucho antes que la “Villa de Madrid”.

Otra maravilla que tenemos es el Museo del Prado, uno de las pinacotecas más importantes del mundo. Una anécdota que tengo es estando haciendo cola en el Duomo de Florencia, detrás de nosotros estaban unas turistas mexicanas, estaban entusiasmadas y contándose entre ellas que acababan de visita el Museo del Prado en Madrid y que todavía no se creían que algo que estaban deseando verlo durante tantos años, al final lo habían conseguido, sin exagerar para nada lloraban de la emoción recordándolo. Y nosotros lo tenemos al lado y casi no le hacemos caso o no lo suficiente.

Hay muchos museos más, teatros, monumentos, calles, etc., Yo en mi caso me gusta mucho el Madrid de los Austrias, me encanta perderme por sus calles y pasear. Además una cosa que tenemos en Madrid es que nos gustan los monumentos limpios y blancos y estamos todo el tiempo restaurando, cosa que sales al extranjero y es todo lo contrario.

Bueno, podría seguir mucho más porque soy madrileña por todos mis costados, aunque tenga ascendencia de otros sitios, pero estoy muy orgullosa de serlo. Me encanta mi ciudad y sus gentes, y aunque como dice la canción “pero aquí no hay playa” contesto lo que decimos siempre “y qué, y qué”, aunque la playa está cerca ¿eh? como mucho en 3 horas tenemos a Valencia en coche y en el AVE menos, es decir, se tarda menos que algunas veces en algunos atascos.

Quiero terminar también añadiendo que el 2 de mayo también es la fecha de la fundación del municipio de San Sebastián de los Reyes, se constituyó en esa fecha en 1492. Y además es la sede de la agencia 2801, por lo tanto, para mí doble celebración porque Sanse también es grande y ya hablaremos en su momento de sus encierros.

Termino diciendo que VIVA el 2 de mayo y que también es buena fecha para terminar con el silencio de las gentes y su respeto. Hay que sacar también nuestras banderas como se hace en otros países sin complejos y con orgullo, porque son nuestras, y miremos el futuro porque el pasado nos está comiendo terreno.

Carmen Ruiz Atienza

 

Etiquetas:, , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario