Dichosas Aduanas

Escrito por Liberación 2000. Posteado en El Blog de Carmen

aduana-nacex-liberacion2000-agencias-nacex-madrid

Esta entrada del blog la quiero dedicar a lo que más me costó aprender en este trabajo. Lo quiero hacer desde el punto de vista del desconocimiento y aderezándolo con un poco de humor, pues los temas serios relacionados con las Aduanas ya se reflejan perfecta y correctamente en nuestras hojas web y condiciones generales.

Actualmente, cuando explicamos a un cliente éste tema, nosotros mismos nos damos cuenta de que es difícil de entender, pero más todavía de hacer que se entienda.

Cuando yo llegué al transporte, como he comentado en otras ocasiones, venía de la función pública. Canarias, Ceuta y Melilla eran ciudades españolas que estaban ubicadas un poco más cerca de otro continente e incluso dentro de otro continente, pero españolas. Estoy segura que cuando entramos en la Comunidad Económica Europea, actualmente Unión Europea, se comentaría que estas ciudades tendrían un trato diferente, pero no se llega a pensar en las posibles diferencias. Ya éramos europeos, se terminaban las aduanas para pasar a otros países como Francia, ya no existían los aranceles, etcétera, etcétera. Entró en vigor un nuevo impuesto, el I.V.A., y todo estaba sujeto a ello y todos teníamos la obligación de pagarlo. ¿Todos? Pues no, y aquí es dónde entraba lo que era difícil de digerir. Este impuesto no se aplica en estos territorios. En Canarias se cobra el IGIC y en Ceuta y Melilla el IPSI. Cuando empiezo a trabajar en el transporte, comienzo a descubrir este mundo de impuestos especiales, agentes aduaneros, aduanas de península, aduanas de las islas, que si un DUA se paga en origen y el DUA de la isla por el destinatario, que si me niego a pagarlo, que si esto es alto valor, que si es bajo valor… Tendríais que verme explicar al personal este tema, parezco un teleñeco y me muevo a la derecha y digo “ahora estoy en la península” y explico lo que se paga, ahora doy un salto a la izquierda y digo “ahora estoy en las islas” y vuelta a explicar. ¿Me he explicado bien? ¡Sííííì! Pues va a ser que NOOOOO, porque vuelta a comenzar.

Resulta un verdadero suplicio explicar que casi es más barato mandar algo a Rusia que a estos destinos a todos aquellos clientes que quieren mandar algo allí por primera vez. Porque la verdad es que algo incomprensible; ¿Cómo cuentas que el papel no genera gastos salvo que pese 5 kilos o que un paquete pueda tener un valor pequeño y ser bajo valor y si pesa más de 39 kilos ya pasa a ser un alto valor? De locura ¿verdad? Y podemos añadir circuito verde, naranja y rojo y la problemática que supone si un envío entra en algún circuito de éstos. Nosotros hemos tenido algunos circuitos naranjas, hace poco uno, y el cliente no entendía nada de todo aquello que Hacienda nos estaba pidiendo, porque señoras y señores, es Hacienda en este caso el que pide o paraliza.

Anécdotas ocurridas con las Aduanas

Tenemos anécdotas con las Aduanas, las cuales quizá ya he explicado, pero siempre es interesante volver a recordarlas:

  • Para los envíos para estos destinos hace falta factura original y 5 copias que una de ellas tiene que ir pegada al paquete. En esa factura aparte de poner el valor de lo que se manda hay que hacer una descripción de ello. Puede ser un video no apto para menores, con su título bien identificado, o puede ser un juguete erótico con la descripción de su utilidad. Cuando los destinatarios de las islas recibían o reciben estos envíos normalmente lo piden que se entregue en su trabajo, por lo que todos sus compañeros pueden averiguar sus deseos más internos. Nos llamaban para decir que por favor, no lo pusiéramos a vista, pero les teníamos que contestar que nos obligaban así desde las Aduanas y que era imposible. Esto nos ocurría mucho antes porque teníamos un cliente que vendía todo tipo de aparatos o juguetes para el maravilloso público del “orgullo gay”, entonces es lógico pensar que no les gustaba que se describiera el contenido ¿verdad?
  • Otro cliente nos hizo una declaración incorrecta conscientemente aunque nosotros no nos lo podíamos imaginar. Se dedicaba a piensos de animales, hace la factura con la comida correspondiente, paran el paquete, lo miran, y resulta que dentro había una cámara de fotos en vez de piensos. Esto es mentir, luego le tocó pagar la multa correspondiente, creo que se le quitó las ganas de mentir más. El problema es que cuando ven algo incorrecto no es que paren un paquetito, es que paran toda la remesa de paquetes y tenemos el problema para el resto de los clientes que hacen las declaraciones correctamente. Esto nos pasó al principio, nunca más se nos ha dado un caso como éste.

Lo que nosotros hemos aprendido de Aduanas no tiene nombre, somos unos expertos ya en casi todo, además hemos tenido la ayuda de Julio siempre, que para nosotros es el Dios de las Aduanas y nuestro gran apoyo. Gracias por ser como eres.

Otro día hablaremos de las aduanas de los países terceros, que los entiendes un poco mejor, pero jolines lo que duele que con Gibraltar tengas que hablar de libras gibraltareñas…

Pero otro día hablaremos del “Gobierno”.

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario