Conciliación familiar/laboral

Escrito por Liberación 2000. Posteado en El Blog de Carmen

conciliacion-laboral-familiar-liberacion2000

Estando pensando de qué podía hablar hoy en la entrada del blog, he pensado que este tema sería interesante. En una pequeña conversación con el personal de la agencia, todos me han informado que les gustaría bastante que se pudieran cambiar los horarios para disponer de más tiempo libre. Estamos de acuerdo que sería mucho mejor que las jornadas fueran continuas y sin tener que parar para la comida, la digestión e incluso hasta la siesta, para posteriormente volver al trabajo, con pocas ganas, porque nuestro estómago y neuronas están en una fase que es imposible que se sea productivo.

Pero si una gran mayoría de las personas estamos de acuerdo, ¿por qué no se saca las leyes necesarias para producir dicho cambio?

Parece como si hubiera miedo a hacer ciertos cambios por ley o por decreto, porque quizás hay dicho cambio significa otros muchos que hay que realizar, pero se puede hacer sin problemas.

¿No nos parecía muy fuerte cuando se prohibió fumar en los restaurantes? Parecía que se iba a acabar el mundo, que no podríamos vivir, que los bares y restaurantes iban a cerrar y al final, poco a poco, todo se ha ido adaptando a la nueva situación y yo no he visto que ninguno haya cerrado.

Quizás haría falta unos cambios o unas adaptaciones. A lo mejor, los bares y/o restaurantes de los polígonos no serán como los actuales, pero si se pueden reciclar a base de pinchos o lo que ahora se lleva tanto los Food trucks, que en otros países son normales verlos por las calles y la gente comiendo.

La verdad es que, si analizamos los cambios realizados en estos últimos años, cada vez nos cuesta más y más volver a unas costumbres que incluso nos parecen ahora arcaicas.

Hace unos años, en la oficina, íbamos a desayunar y comer en un bar del polígono. No sólo empezamos a ensanchar nuestro cuerpo, debido a las grasas ingeridas, sino que nuestro bolsillo tuvo problemas para aguantar tanto gasto.

Con la llegada de la crisis, hizo que se pensara en tanto gasto y al final me he dado cuenta que no sólo el dinero es importante sino también la salud y quitar las famosas frituras.

Pero cuando hablamos de conciliar nuestra vida familiar es importante tener en cuenta que es mejor disponer de tiempo libre para dedicarlo a lo que de verdad te hace feliz.

Esto supone que hay que realizar muchos cambios, horarios de guarderías, colegios, pero también otros servicios como puede ser estética, vigilancia, etc.

Tenemos que pensar cómo lo hacen en Europa, porque me imagino que dichos servicios también existen y que se utilizan, luego de alguna manera podemos conseguir que todos tengamos nuestro tiempo libre para disponer de él como mejor nos convenga.

Y de esta manera, se cogerá las funciones laborales con mucha más alegría y seremos más productivos.

Cada vez veremos más cerca el poder trabajar desde casa. Hoy en día se puede hacer en muchos aspectos, pero hay que tener la mentalidad de trabajar y no de engañar, que es un pequeño defectillo que hay por algunos sitios.

Si estando con un trabajo presencial, los hay que se inventan todo tipo de excusas para faltar ¿qué es lo que no haría si nadie te vigilara?

Pero sería otro paso importante para tener una vida tanto familiar como personal más llena y completa y todo ello se volcaría en nuestra actitud diaria con nuestro entorno.

Cada vez nos iremos acercando a ello, sin la menor duda, pero creo que los políticos que son muy valientes a bajar impuestos cuando estamos cerca de unas elecciones, luego se les olvida y siguen dejando pasar el tiempo.

Eso claramente porque a ellos no les incumbe. Pueden faltar a su trabajo cuando quieran (por ejemplo, al congreso) o tiene guarderías en el congreso, aunque no la utilicen y prefieran llevarse a su hijo a los pulpitos, o van en taxi no solo el diputado correspondiente sino toda su familia, etc., etc.

Señores, demos pasos para conseguir que podamos disfrutar de nuestro tiempo.

Solo añadir que no tenemos que tener miedo a parecernos a los europeos. Hay que tener en cuenta que si ellos salen a las 6 p.m. en su país ya es de noche, por lo tanto, por regla general, se meten en sus casas a comer o a tomar cervezas, esperando a que llegue el fin de semana.

A nosotros no nos pasaría, porque a las 6 p.m. hace un sol radiante que en verano puede estar hasta muy tarde y nos sentaremos muy a gusto en cualquier terracita a disfrutar de nuestra familia, amigos o mirar el horizonte con ilusión.

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario