Carta para Carmen

Escrito por Liberación 2000. Posteado en El Blog de Carmen

nacimiento-carmen-manos

Querida nieta,

Te escribo esta carta para que cuando seas más mayor y puedas leerla, sepas de lo importante que eres desde ya para mí.

Acabas de nacer, este mundo se te habrá hecho grande al llegar, ¡con lo a gusto que estabas en la tripa de mami!

Tanto tu madre como yo llevamos 9 meses imaginándonos cómo podrías ser, devorando las ecografías con los ojos para ver si estaba todo en su sitio, esperando los resultados de los análisis para saber que todo iba correctamente. Han sido 40 semanas, 280 días, 6720 horas, imaginando tu carita, tus manos, tus ojos, toda tú.

Tengo que reconocer que en un primer momento dije que te comería las manos y los pies, porque en todas las ecografías las ponías delante de la cara y no te podíamos ver. Pero al final, no hice nada de lo que tenía pensado hacer, sólo sentí una gran emoción que hizo que las lágrimas llegaran a mi rostro sin poder evitarlo.

Te miro y te miro, como una tonta, y recuerdo cuando nació tu madre y tengo la misma sensación de incredulidad, de felicidad y de alegría que hace 27 años. El tiempo pasa demasiado deprisa cuando se tienen hijos y es difícil saborear todo lo que está ocurriendo.

Con tu madre, mi hija, ya hice el papel de educadora. Contigo sólo tendré la obligación de mimarte y te prometo que lo voy a cumplir.

La vida nos cambia cuando tenemos hijos, pero Carmen, nos cambia para mejor. Se disfruta de todos los momentos vividos porque son únicos e irrepetibles, y si no estás atento, te los pasas y ya no vuelven. Yo los viví todos con tu madre y espero que también lo pueda hacer contigo.

Siempre estaré a tu lado, si necesitas un apoyo me tendrás, si necesitas desahogarte me encontrarás, si quieres reír lo haremos juntas, si urge hablar tendrás mis oídos, mis caricias, mis besos, mis abrazos. Igual que estuve y estoy con tu madre Laura, igual estaré contigo, cariño.

Igual que no hay un manual del recién nacido para un hijo, tampoco lo hay para una nieta, pero quiero vivirlo y aprenderlo junto a tus padres.

No hay amor más grande y desinteresado que el amor que se tiene a una hija o a una nieta, siempre he pensado que es el amor verdadero porque no es egoísta, no existe el rencor, ni la mala fe.

Espero tener mucha salud para que pueda disfrutarte durante mucho tiempo, yo haré todo lo posible para conseguirlo.

Podría escribirte muchas más cosas, pero prefiero demostrarte día a día todo lo que siento y todo lo que me das y me darás con tan solo tu presencia. Y ya si añadimos a Mami, todo lo que te escribo se multiplica por 1000.

Carmen, te quiero más de lo que podrías imaginar y cuenta conmigo para lo que necesites que para eso soy tu abuela.

Etiquetas:, , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario